sábado, 26 de octubre de 2013

Cada día que pasa es uno más, pero no por eso menos insignificante. Inmensidad de cosas pueden ocurrir en un solo día y en un instante te cambia la vida. Ganamos, perdemos, volvemos a intentar.

Pero de una cosa sí estoy segura, y es de que pase lo que pase la vida seguirá su curso.
No importa si sigues ahí o no, la vida no espera a nadie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ARCHIVO

Se ha producido un error en este gadget.