martes, 1 de marzo de 2011

Las lágrimas ya no tienen ningún valor, caen fácilmente.
Débil y egoísta o impotente?
Nada apenas importa, tan sólo queda ese gran dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ARCHIVO

Se ha producido un error en este gadget.